Siete consejos para un estilista


             Hoy os muestro una serie de consejos para un auténtico estilista que he leído en un libro sobre estos.


Ser estilista es una profesión

            La profesionalidad es una cualidad aplicada a cualquier especialidad que implica el conocimiento y la aplicación del mismo con seriedad. No basta, para ejercer la profesión de estilista, con tener facultades como “el buen gusto” o el conocimiento de las normas de imagen, sino también  la aplicación correcta de aquellas.


 El estilista debe completar una imagen, no anularla

            Cuando el trabajo del estilista se limita a complementar looks mediante accesorios, éste debe, de acuerdo con el cliente, tener claro qué se espera de su trabajo y el papel de la aplicación de los accesorios que espera el cliente.

            De este modo el estilista puede tener como único trabajo completar una imagen determinada, resaltar el look  con un estilismo más elaborado o destacar exclusivamente el accesorio.

            De cualquier manera y a excepción de que el cliente lo requiera, un estilista nunca puede anular la imagen de una persona, sino ajustarla.


Un estilista aconseja, no disfraza

            Muchas veces un estilista aplica medidas de moda, sin un estudio determinado de los accesorios o de la persona por lo que muchas veces hace que las personas parezcan disfrazadas.

            A la hora de trabajar se debe tener en cuenta la forma de vida, características personales, entorno, etc…


Saber decir “no”

            Se debe considerar la ausencia de un accesorio como decisión idónea. Su visualización se debe a través de pruebas fotográficas que condicionan el uso de determinados accesorios.


“Horror vacui”

            Muchas veces los estilistas se obsesionan con la excesiva complementación de looks y les parece raro cuando tienen una imagen sencilla; por lo que un amontonamiento de accesorios puede anular el mensaje que queremos dar. “Más es menos”.

 

El estilista debe estar documentado

            No basta con leer la revista Vogue y saber las tendencias de esa temporada; sino que debe ser un experto en imagen y tiene que estar muy atento a su alrededor.


Debe “crear”

            La búsqueda del accesorio perfecto para un outfit es la meta de cualquier estilista. Este tiene que ser capaz de crear, customizar, reinterpretar y mezclar. Esto indica que colocar una pulsera a juego con un vestido no significa ser estilista.


Escribir comentario

Comentarios: 0